calculo imdenización por despido
La indemnización por despido improcedente
8 abril, 2016
testamento y herencias
Las herencias también están en crisis
11 abril, 2016

Qué hacer en caso de despido

Al trabajador que ha sido despedido por la empresa en la que venía trabajando, le asaltan una gran cantidad de dudas: “¿Debo firmar el finiquito?”; “mi contrato era temporal, ¿puedo reclamar?”. Lo cierto es que deberá proceder con prudencia y ponerse en contacto con nuestro Despacho para asesorarse debidamente, sabiendo que pueden reclamar todos los trabajadores que hayan sido despedidos formalmente mediante “carta de despido” con alegación de una causa, verbalmente o, por ejemplo, impidiéndole el acceso al puesto de trabajo o no dándole trabajo efectivo y real. También podrán solicitar la extinción del contrato de trabajo los trabajadores que sufran la vulneración de sus derechos fundamentales.

Es importante saber, que los contratos por “obra y servicio” que no especificaron al momento de su celebración qué obra o servicio concreto se iba a realizar, sino que describían las actividades propias del puesto de trabajo a desempeñar de modo genérico, pueden ser tratados como contratos indefinidos si así se reclama legalmente.

El primer paso es interponer la correspondiente “Papeleta de Conciliación” ante el servicio de mediación correspondiente a la Comunidad Autónoma antes de veinte días desde la notificación del despido. Transcurridos esos veinte días hábiles procesalmente, habrá perdido la posibilidad de reclamar.

El Acto de Conciliación. 

Es un acto realizado ante un Servicio de Mediación público, que está establecido legalmente como requisito previo para la tramitación de cualquier procedimiento por despido en el Juzgado. Este Servicio de Mediación, cita a las partes para intentar llegar a un acuerdo, y este acto finaliza de una de las cuatro maneras siguientes:

  1. a) “Desistimiento”, el trabajador despedido no comparece;
  2. b) “Con avenencia”; es decir, con acuerdo. Habrá de estarse a lo acordado (reincorporación al puesto de trabajo o indemnización, pero habrá que tener mucho cuidado pues el FOGASA no pagará ninguna de las cantidades acordadas como indemnización entre las partes sin una resolución judicial que declare la insolvencia de la empresa;
  3. c) “Intentado y sin efecto”, la empresa no comparece.
  4. d) “Sin avenencia”; esto es, sin acuerdo entre la empresa y el trabajador, que deberá presentar demanda ante el Juzgado de lo Social dentro del plazo restante de los 20 días.

Esquema-despido

La Demanda ante el Juzgado de lo Social.

Presentación de la Demanda: Una vez celebrado o intentado el Acto de Conciliación sin avenencia o sin efecto, el trabajador deberá presentar la correspondiente demanda ante el Juzgado de lo Social, junto con la que aportará el justificante del resultado del Acto de Conciliación (Acta de Conciliación), o copia de la reclamación previa ate la Administración en caso de trabajar para un ente público.

Si se trabaja para la Administración u organismos dependientes de ella, frente al despido, en lugar de Papeleta de Conciliación, se ha de presentar Reclamación Previa en el mismo plazo de 20 días; si la Administración no contesta en un mes, permitirá acudir al Juzgado de lo Social interponiendo la correspondiente demanda.

Con carácter general, el Juzgado competente para juzgar el caso, será el del lugar de prestación de los servicios o del domicilio del demandado, a elección del demandante.

El Juicio. 

En el Juicio, el trabajador, por medio de su Abogado, deberá acreditar un principio de prueba de que lo alegado por la empresa en la carta de despido no es cierto, con el fin de obtener el despido improcedente, o deberá acreditar la vulneración de derechos fundamentales para obtener la nulidad del mismo. Para ello, deberá presentarse con todos los medios de prueba posibles, incluidos testigos.

La Sentencia.

El Juzgado de lo Social correspondiente, una vez celebrado el juicio, dictará Sentencia en la que calificará el despido como: nulo, improcedente o procedente.

– Si el despido se declara “Nulo”, se producirá la readmisión inmediata, con abono de los salarios dejados de percibir durante el tiempo de la tramitación;

– Si la sentencia declarase el despido “Improcedente”, la empresa debe optar ante el Juzgado en el plazo de cinco días entre la readmisión y la indemnización. Esta última debe ascender a 45 días de salario por año de servicio con un tope de 42 mensualidades, por los años cotizados antes del 11 de Febrero de 2012, y de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades desde esa fecha. Si el trabajador fuera representante legal de los trabajadores la facultad de readmisión o indemnización la tendrá el trabajador;

– Si se declara el despido como “Procedente”, que será cuando quede acreditado el incumplimiento alegado por el empresario en su escrito de comunicación de despido, se convalidará la extinción del contrato de trabajo, sin derecho a indemnización ni a salarios de tramitación.

La Ejecución de la Sentencia. 

En ocasiones, una vez obtenida una sentencia favorable para el trabajador (despido improcedente o nulo), puede que la empresa no haya recibido la sentencia, o no quiera darse por enterada o no la cumpla voluntariamente. En este caso, habrá que solicitar la Ejecución de Sentencia ante el Juzgado de lo Social que la dictó.

Recursos 

Si la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social fuera contra el interés del trabajador, previa la opinión favorable del Abogado, se puede recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia y en su caso, al Tribunal Supremo o en última instancia ante el Tribunal Constitucional, si el despido fue por vulneración de los derechos fundamentales del trabajador.