inspeccionar telefonos de los alumnos por los profesores
Adolescentes y teléfonos: Los profesores legitimados para inspeccionar los datos
11 abril, 2016
Noche de Autos
Noche de Autos – El Crimen de Macastre
3 febrero, 2017

Sobre la individualización de la responsabilidad de las Personas Jurídicas

Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo en su Sentencia de 16 de Marzo de 2016 reitera su criterio por el cual las personas jurídicas son responsables penalmente en virtud de hechos propios recordando también que la carga de acreditarlos corresponde a la acusación.

Tradicionalmente se ha considerado que las personas jurídicas no podían tener responsabilidad penal (societas delinquere non potest), puesto que no podían cometer delitos por sí mismas sino que lo tenían que hacer a través de personas físicas que ejecutasen los actos punibles.

Con la modificación del Código Penal que estableció la responsabilidad penal de las personas jurídicas no se resolvía con claridad el problema – sobre todo en lo referido a la antijuridicidad y culpabilidad – pues las sociedades no son entes físicos y todo ilícito penal  será siempre ejecutado por un ser humano.

¿Se transmite automáticamente la responsabilidad  penal de la persona física a la jurídica?

En la citada sentencia – descárgatela aquí – el Tribunal Supremo reafirma su criterio por el cual considera que la responsabilidad de la persona jurídica tiene una antijuridicidad y una culpabilidad propia independiente de aquellos que cometieron materialmente el delito que trae origen a la causa.

Esta antijuridicidad no es otra que la ausencia de planes de prevención penal o compliance, negando la posibilidad de la transferencia automática de la responsabilidad de la persona física a la empresa.

En la sentencia de instancia se condenó a la persona física y se transmitió la responsabilidad a la persona jurídica. El Tribunal Supremo confirma la condena a la primera y absuelve a la segunda reiterando que las personas jurídicas deben de tener garantías en el proceso penal y estas deben de estar individualizadas.

Importancia del compliance

En esta sentencia el Tribunal Supremo reafirma su posición establecida en su sentencia del Pleno de 29 de febrero de 2016  considerando que la responsabilidad de la personalidad jurídica se deriva de la ausencia de cumplimiento de las medidas de prevención del artículo 31. 2. 1ª del Código Penal.

La Persona Jurídica debe ser citada en Fase de Instrucción

Aunque pueda parecer obvio, el hecho de que la responsabilidad penal esté individualizada nos lleva a que no se pueda – como hicieron en la sentencia recurrida- emplazar a la persona jurídica en la fase intermedia del procedimiento como si fuera un responsable civil, deberá de hacerse en la fase de instrucción.

Otra prevención a tener en cuenta es tener en cuenta es que la sociedad puede no ser condenada y, de producirse esta circunstancia, no habrá responsabilidad civil directa. Así que las partes acusadoras deben de reclamar también la responsabilidad civil subsidiaria del artículo 120 del Código Penal.