Tribunal Supremo
Sobre la individualización de la responsabilidad de las Personas Jurídicas
10 enero, 2018
Formarse en Corporate Compliance
El Futuro del Compliance como Profesión Especializada
29 mayo, 2018

Error de prohibición: Cometer un delito sin saberlo

Error de prohibición

Dentro de las causas de exclusión de la responsabilidad penal se encuentra el error de prohibición (artículo 14.3 del Código Penal) que excluye de castigo a aquel que ha cometido un delito considerando que sus actos son perfectamente lícitos, es decir, cuando la persona que delinquió no sabía que lo estaba haciendo.

Lógicamente, esta circunstancia debe de ser probada por aquel que la alega, pues debe de acreditar y razonar suficientemente por qué no sabía que su conducta no era un ilícito penal.

Error de prohibición y gravedad del delito

Esta exclusión de la responsabilidad sólo opera para aquella persona que actúa creyendo que sus actos son perfectamente lícitos, por lo que no se puede alegar en los casos en que el desconocimiento de la ley infringida operaba sólo respecto a la gravedad del delito (ej: actuó creyendo que era un delito leve y, en realidad, era un delito grave).

Error de prohibición ante delitos “naturales”

Tampoco se puede invocar el error de prohibición (STS de 2 de febrero de 2004) cuando estamos ante “infracciones de carácter natural o elemental, cuya ilicitud es notoria y evidente y de comprensión y constancia generalizada”.

Es decir, en delitos que son universalmente castigados (robo, hurto, homicidio, …) no podrá alegarse esta causa de exclusión de la responsabilidad penal.

En todo caso, habrá que valorar siempre las circunstancias personales del autor. Así, en la STS de 31 de octubre de 2012 aprecia el error de prohibición en un caso de mutilación genital para la madre que acababa de venir a España desde Gambia, pero no para el padre que llevaba ya diez años residiendo en el país.

Vencibilidad del error

El artículo 14.3 del Código Penal regula el error de prohibición como causa de exclusión de la responsabilidad penal sólo para los casos en los que el error sobre la ilicitud del hecho que constituye la conducta delictiva fuera invencible.

Para saber si el error es invencible deberemos plantearnos si la persona que cometió el delito no tenía por qué albergar duda alguna de que su comportamiento era perfectamente lícito lo que, desde su punto de vista, hacía totalmente razonable que pensara que su conducta no estaba prohibida.

Para los casos en los que se considera que el error era vencible (existían indicios de que la conducta era ilegal o pudo fácilmente informarse) la ley establece una de la pena que se reducirá en uno o dos grados.

¿Necesita un Abogado Penalista?

No busque más y deje que contactemos nosotros con usted