Abogados especialistas en Juicios Rápidos y Juicios por Delitos Leves

 

JUICIO RÁPIDO

Abogados para Juicio Rápido

  En nuestro despacho de abogados somos expertos en asistir a nuestros clientes en Juicios Rápidos.

Los Juicios Rápidos

 A grandes rasgos, este procedimiento se caracteriza por  buscar  la velocidad de tramitación con el propósito de aligerar a los Juzgados de los asuntos sencillos y, para ello, se ha articulado en torno a dos pilares:

 – Una fase de instrucción breve a través de las Diligencias Urgentes ante el Juzgado de Guardia.

 – Facilita la conformidad del investigado permitiendo que, en la mayoría de los casos, pueda ver reducida su condena en un tercio respecto a la que soliciten las acusaciones.

¿Cuando se tramitan?

 – Los juicios rápidos son aquellos previstos para determinados delitos para delitos flagrantes o para cuando se prevea que la instrucción va a ser sencilla y no va a requerir la practica de diligencias que demoren la fase de instrucción.

– También recoge la ley una lista de delitos que se tramitarán por este procedimiento (artículo 795.1.2º LECrim) tales como: lesiones, amenazas, coacciones, hurto, robo, daños, contra la seguridad vial o contra la salud pública, entre otros.

– También son requisitos para tramitar este tipo de procedimientos: el tener la certeza de la persona investigada y que no  se decrete el secreto de sumario.

Nuestros servicios

 Conocemos muy bien estos procedimientos, por lo que estamos en disposición de prestar un asesoramiento experto y una defensa eficaz de los intereses de nuestros clientes.
 

Pida su cita:

91 770 86 33

Lunes a Viernes de 0900 a 2000

Le llamamos nosotros

Rellene el formulario y seremos nosotros los que le llamemos a usted.

Al enviar usted acepta las condiciones de uso.

 

JUICIOS POR DELITOS LEVES

Abogados para Juicio por Delito Leve

 Nuestro despacho también asume la defensa de los intereses de nuestros clientes cuando se ven inmersos en un procedimiento por delito leve.

 Los Delitos Leves

Desde la reforma de la LO 1/2015 los delitos leves (antes se denominados faltas) han dejado de estar regulados en el libro tercero del Código Penal y han pasado a estar distribuidos a lo largo del libro segundo junto al resto de delitos.

¿Qué son los delitos leves?

Las penas leves vienen recogidas en el artículo 33.4 del Código Penal y se considera que son delitos leves todos aquellos que lleven se castiguen con una de esas penas.

En los casos que la pena, por su extensión, se pueda considerar leve y menos grave, el delito se considerará leve. No obstante lo anterior, se debe de tener en cuenta que, si esa pena leve tiene como pena alternativa una menos grave, el delito se considerará menos grave.

Otras características

– Las condenas por delitos leves se anotan en los correspondientes registros de la Administración de Justicia.

– Aunque se anoten, no computan a efectos de aplicar la agravante de reincidencia del artículo 22.8 del Código Penal..

– Su plazo de prescripción es de 1 año.

Procedimiento para el Juicio sobre Delitos Leves

Al ser estos delitos de menor gravedad tienen un procedimiento especial que en el que destaca la ausencia de  fase de instrucción por lo que las actuaciones policiales sustituyen los trámites que, habitualmente, realizan los Juzgados de Instrucción  en otros procedimientos penales.
El juicio por delito leve se caracteriza por ser mucho menos formalista y en la mayor parte de los supuestos no se hace necesaria la intervención de abogado. Esta ausencia de rigor formal lo convierte en un juicio sencillo y a la vez ágil que hace que la intervención de un profesional experimentado sea más decisiva al sucederse los trámites con rapidez y velocidad de forma que  detalle puede ser la clave que resuelva el pleito en favor de una u otra parte.

 El Juez de Instrucción es el competente para el enjuiciamiento de los delitos leves salvo que la competencia venga atribuida a los Juzgados de Violencia sobre la Mujer a tenor por la materia.